Buscar
  • afverba

“Cómo empezar una revolución” de Ruaridh Arrow

“Porque el tirano tiene poder de obrar

sólo donde se carece de fuerza para resistir”

Krishnalal Shridharani

O de cómo hacer algo verdadero sin morir en el intento.

En septiembre de 2008, a la edad de 32 años, el activista catalán Enric Duran publica un artículo en internet titulado “He robado 492 mil euros a quienes más nos roban para denunciarlos y construir alternativas de sociedad”. Ahí conocí a Enric Duran, y lo que había hecho. Enric pidió 68 préstamos diferentes a 39 entidades financieras bajo pretextos falsos tales como compra de casas, viajes, reformas, etc. Su objetivo real; financiar movimientos y organizaciones sociales anti sistema y sentar precedente poniendo la deuda bajo su insolvente apellido. Consecuencias; estimulados por el show los medios se terminaron haciendo eco de la noticia, el gobierno y los banqueros, estimulados a su vez por los medios, terminaron llamando a la policía, y la policía, que siempre acata ordenes, lo clavo frente al juez.

Por otra parte, el caso de Enric Duran ha sido uno de los detonantes claves para que la opinión pública se anime a darle un rostro a este malestar, se creó debate en torno al papel de los bancos y del capitalismo, incluso suscitó una revolución de la participación que llevó a una multitud a pedir por su libertad hasta el mismo día en que lo soltaron de la cárcel.


Esta acción, una de muchas, bien se puede inscribir en lo que el escritor Gene Sharp dio en llamar la lucha no violenta contra el poder.

Gene Sharp es, a día de hoy, un anciano que ve metáforas libertarias en las orquídeas de su jardín, que habla pausado y se mueve lento, pero también es el autor del libro “De la dictadura a la democracia”, breve ensayo que articula un modus operandi para derrocar gobiernos de factos sin recaer en la violencia física.

La idea de este libro surgió rodeada de estudiantes en la plaza de Tiananmen allá por 1989 (“hay que tener estrategia”), los métodos comenzaron a aplicarse cuando Birmania sufría el exterminio de sus minorías étnicas a principios de los años ´90 (“Unir las luchas”), resultados reales se vieron en la Serbia que derribó a Milosevic (“si todos los que estamos en contra nos saludásemos de una manera, la dictadura enloquecería”) y se reafirmó en su estrategia ante los hechos de Georgia en 2003 (“hacer tambalear pilares del gobierno como la policía”), Ucrania en 2004 e Irán en 2009 (“Resistir a la violencia, ellos llevan las de ganar”), Túnez con Egipto en 2011 (“Desobediencia civil”) y finalmente Siria (“No te rindas”).


El documental televisivo “Como empezar una revolución” (Ruaridh Arrow, 2011) es una danza en torno al trabajo de Gene Sharp como alegoría de las brechas, las grietas que aún se abren sobre superficies que se figuran inmutables, como las dictaduras ante los oprimidos, los bancos ante sus clientes o el policía frente al manifestante, pero también de la vejez cuando luce, de la verdad cuando gana y de la rabia cuando se organiza.

De marcada tendencia informativa (tal vez por su carácter televisivo) sobrio y directo, este documental es, antes que otra cosa, una invitación a la lectura del libro “De la dictadura a la democracia”, y para ser consecuentes con la propuesta, se adjunta el link donde poder descargar el libro gratuitamente.


http://www.analitica.com/va/sociedad/documentos/1292162.pdf






9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo