Buscar
  • afverba

Hacer películas (Revista Fusion14)

Teocelo Teve es un proyecto de video y comunicación popular. Su intención, construir las bases de una expresión comunitaria donde se aborden las problemáticas regionales y manifestaciones culturales del pueblo de Teocelo (Veracruz).

“Mi gran esperanza ahora es que con estas nuevas cámaras de video de 8 milímetros, la gente que normalmente no haría una película estará en situación de hacerla. De repente un día una niña de Ohio será la nueva Mozart y hará una película preciosa con la pequeña grabadora de su padre, y por fin se destruirá para siempre el llamado profesionalismo del cine y se convertirá en una forma de arte.”


Estas palabras pertenecen a Francis Ford Coppola y, si bien al final de este texto acabaremos muy lejos del cine que el guionista, productor y director estadounidense, ofreció al mundo, es una buena hipótesis donde hacer pie y asomar así la cabeza en el proyecto que Teocelo Teve estuvo desarrollando con la comunidad de Teocelo (Veracruz) entre el 2006 y el 2011.


La propuesta es clara; se trata de acercar los medios de comunicación (en este caso el video) a las comunidades, instruyéndolas en todos los procesos de creación y ejecución que se necesitan para tal fin. Se trata de otro intento por saber entender el uso de la imagen, de ofrecer una capacitación complementaria que active cabezas. De darle voz a los que no la tienen. Quizás no esté en la propuesta la noticia, sino mas bien, cóno se llevó a cabo y que hubo constancia e interés, llegando a resultados tal vez más optimistas que lo que la propia propuesta propone.


Desde esta perspectiva es en la que, después de cinco años de trabajo y más de cincuenta producciones ejecutadas, podemos perfilar el triple impacto que denota la experiencia de Teocelo Teve.


En primer lugar esa ruptura con la idea que un resultado bello es proporcional al dinero invertido o a las agraciadas trayectorias barajadas, la desmitificación del profesionalismo en el cine anteriormente mencionado, que gracias al buen uso de las nuevas tecnologías, el abaratamiento de los equipos y la posibilidad real de nuevos canales de información cualquier persona tiene en sus manos las herramientas para darse a conocer y conocerse, para detonar discursos, generar estilos e intervenir, con sus formas, en un terreno como el cine o el video, donde la exclusividad nunca la tuvo solo aquel que ha estudiado cine para saber que es cine o aquel otro que ha leído sobre la belleza para saber localizarla.


Nos encontramos con el deseo de capacitar personas que estén preparadas para saber responder a los problemas e inconvenientes que -en tiempos como estos- nos topamos delante. Platica paraFusión14, Juan Pablo Romo, uno de los impulsores del proyecto, “a la gente no le interesa saber de qué habla Eduardo Galeano en Las venas abiertas de latinoamérica, la gente quiere, por ejemplo, solucionar cosas como la plaga que azota las plantaciones de mango.”


No es fácil crear una conciencia general que sobrevuele el por qué de los problemas inmediatos, no es fácil romper con los viejos hábitos de dispersión que gobiernan el México profundo como lo son el alcoholismo y la religión, y ante una verdad como ésta lo que se pretende en Teocelo Teve no es llegar y cambiar las cosas de un día para otro, sino dar a conocer unas herramientas de autoconocimiento y denuncia que sólo la gente de la comunidad podrá articular y hacer efectiva. “Quizás vuelva a ganar el PRI, quizás vuelva a ganar el PAN en estas comunidades, eso no importa ahora, lo que importa es que la gente sepa por qué hace lo que hace y qué implica hacerlo.” Concluye diciendo Pablo Romo.


No por ello menos importante, la gente necesita generar sus propios canales de comunicación, sobre todo ante un panorama donde los medios de información dominantes se revelan, ya sin ningún tapujo, al servicio de poderes económicos y políticos.


En el pueblo lleva funcionando desde la década del sesenta Radio Teocelo, fundada por el teocelano Antonio Giménez Homero García, y es siguiendo esta línea de autogestión de los medios donde se inscribe el taller de video. Es la gente quien, a través del trabajo con la cámara, decide lo que es noticia, son ellos los que, sin intermediarios, denuncian o celebran su realidad, y son ellos los que logran verse en tercera persona cuando asisten a las proyecciones que de forma cíclica se fueron dando a lo largo del proyecto.


Hoy, tanto Juan Pablo Romo como Leopoldo Hernández, los promotores de dicha experiencia, dan por cerrada su participación activa en Teocelo Teve, “ahora es la misma gente del pueblo quienes se hicieron cargo del taller. Ahora son ellos quienes buscan las formas de articular y dar a conocer su voz sin que venga nadie de fuera a decirles cómo se hace y, mucho menos, lo que tienen que decir.”


“Vale la pena destacar” concluye Juan Pablo, “proyectos similares están sucediendo a lo largo de toda la república, como el del colectivo “Ojo de agua” en Oaxaca o “Turix” en Yucatán.”

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo